Elecciones 2022: Temas ambientales pendientes en Lima Metropolitana

Según Actualidad Ambiental y los datos de Organización Mundial de la Salud (OMS), una ciudad sostenible debe contar con 9 m2 (como mínimo) de áreas verdes por cada habitante. Sin embargo, Lima Metropolitana apenas ofrece 3 m2. 

Este y muchos problemas ambientales deberán ser considerados por el próximo alcalde o alcaldesa de la capital. Por ello, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) elaboró la publicación “Temas ambientales pendientes para la agenda de Lima Metropolitana”. Ahi se describen asuntos prioritarios a trabajar como son: espacios públicos, economía circular de residuos sólidos, gestión integral de la Costa Verde, movilidad sostenible, infraestructura natural para la seguridad hídrica en la ciudad y gobernanza local ambiental.

Es necesario mencionar que actualmente la ciudad cuenta con una red de ciclovías en funcionamiento de 227 km, de los cuales 46 km son ciclovías emergentes o temporales impulsadas por la propia alcaldía a las que, en el corto plazo, se sumarán 21 km. Y aunque estas hayan surgido durante la pandemia, todavía se necesita expandir más esta red, especialmente en los distritos periféricos de la capital. Allí no solo no hay ciclovías, sino que las escasas que existen son poco utilizadas por diferentes motivos: mala iluminación, rutas desoladas e inseguras, tramos interrumpidos o con barreras en la ruta (como postes, por ejemplo).

Asimismo, resalta que el desarrollo de espacios urbanos debe garantizar la protección de la infraestructura natural, lo que a su vez contribuirá a la gestión preventiva ante riesgos de desastres. En este sentido, la nueva gestión municipal deberá priorizar la conservación de las cuenca Chillón, Rímac y Lurín. 

Otro tema ambiental pendiente es el manejo de residuos sólidos. Según el Ministerio del Ambiente (Minam), la capital genera 60% del total de residuos del país y solo recicla 1.67 % de los residuos inorgánicos valorizables. Se sabe que los residuos plásticos generados a diario entre Lima Metropolitana y Callao suman 886 toneladas, equivalente a 46 % de residuos a nivel nacional. Claramente, la  brecha es muy amplia entre la cantidad de infraestructura requerida y las necesidades de disposición final de residuos sólidos.

Fuente: Actualidad Ambiental.