La Neumonía, enfermedad prevenible mediante la vacunación

Durante el 2021 la neumonía por neumococo se produjo 91.974 casos y 9,265 muertes en el país, en todas las edades, de acuerdo con la información del Ministerio de Salud (Minsa).

El neumococo puede causar cuadros clínicos graves con riesgo de muerte pese a ser prevenible mediante la vacunación. En lo que va de este año, 11,238 casos se han registrado en menores de 5 años, arrojando la muerte solo de 87. En tanto, 12,121 casos se han dado en mayores de 60 años, generando el deceso de 1,276 de ellos.

Según la misma data, en este año se registró 11,238 casos se han registrado en menores de 5 años, arrojando la muerte de 87; en tanto, 12,121 casos se han dado en mayores de 60 años, generando el deceso de 1,276 de ellos.

Acorde con el Centro Nacional de Epidemiología y Control de Enfermedades del Minsa, muestra que durante la Semana Epidemiológica 27 (SE 27) del año 2022, en el Perú, se van registrando 37,659 casos de neumonía en todos los grupos etarios, con 1,648 defunciones. En Lambayeque, se han registrado 514 casos, con 12 muertes en todas las edades.

En ese contexto, la vacuna contra el neumococo ha sido clave para evitar el mayor registro de fallecimientos. Precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene entre sus recomendaciones la administración de la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente, que protege contra 13 de los más de 90 serotipos de neumococos que existen. Esta vacuna protege la salud de las personas, no sólo de la neumonía, sino también de otras enfermedades causadas por el neumococo, como la meningitis, sinusitis, otitis media y septicemia.

La vacuna contra el neumococo se encuentra disponible dentro del plan de inmunizaciones que tiene el Estado, para niñas y niños menores de 5 años en (3 dosis a los 2, 4 y 12 meses), adultos mayores de 60 en una sola dosis, y pacientes con comorbilidades como: asma, diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras.

Perú cuenta con uno de los programas de vacunación más completos de la región. Evitar el brote de una enfermedad prevenible mediante vacunación, no sólo salva vidas, sino que también ahorra recursos en la respuesta al brote y ayuda a reducir la carga que supone a los sistemas de salud, los cuales ya están sometidos a una fuerte presión por la pandemia de COVID-19.

Por esto, la importancia de sensibilizar a la población sobre el valor de una cultura de la prevención a través de la vacunación, a fin de luchar contra esta mortal enfermedad. Las vacunas salvan millones de vidas cada año. Las cifras así lo demuestran.