Huancavelica: Programa “Prensa en acción” viajó a las zonas más alejadas, recogiendo y llevando información durante la pandemia

Todos hemos padecido con la Covid-19: enfermedad, muerte, miedo, aislamiento. Fue difícil la enfermedad y el aislamiento, aunque fue por prevención. Difícil, también, para quienes tenían herramientas como electricidad, internet y dispositivos que permitían una vida en asilamiento con acceso a la información, al trabajo, a los estudios. Pero más difícil, aun, para las comunidades lejanas donde no se tenía acceso a estas herramientas y donde el Estado difícilmente llega.

Así llegamos a Huancavelica, donde comunidades como el anexo de Purhuay, en el distrito de San Juan; el Centro Poblado Pimienta, en la provincia de Castrovirreyna; Anchonga, en Angaraes; Ccoyllorpancca, en la provincia de Churcampa y otras más; por diferentes problemas, no tienen garantizado el acceso a internet, a la señal de celular y hasta a la electricidad. Ahí la realidad fue aún más compleja: no sólo debían lidiar con el virus y las dificultades de servicio de salud que ya tenían, sino con un aislamiento sin acceso a herramientas de comunicación.

Si, comunidades en las que las clases escolares no podían llevarse desde casa, pues no contaban con electricidad continua para poder acceder a una TV o una radio y así poder acceder al programa escolar “Aprendo en casa”; comunidades en las que la señal de televisión no llega; o que cuentan con un solo panel solar que no puede abastecer a todo el pueblo. Se hacía inevitable la reunión de personas que buscaban cargar sus dispositivos móviles o conectar cualquier dispositivo electrónico que pudiesen necesitar.

A esto, agreguemos que muchas de estas comunidades son quechua hablantes; así que, aunque les llegaba la señal de algún medio de comunicación, no les era muy útil mientras fuese en castellano.

¿Cómo hacían estas comunidades, entonces, para acceder a la información que daba el estado sobre prevención, bonos y diferentes disposiciones? ¿Cómo accedían sus pobladores a las clases escolares? O más importante aún: ¿Cómo hacían para dar a conocer su realidad y así el estado pudiese llegar a ellos y cubrir sus necesidades?

Pues los medios de comunicación locales fueron pieza importante para resolver muchos de estos problemas durante la pandemia.

Tania Torres, periodista del programa “Prensa en acción” – de Radio Onda Okey y Tv Máxima canal 16 – consciente del importante rol que cumplen los medios de comunicación en estas situaciones, no dudó en salir hacia las comunidades, con el fin de recoger información básica para el bienestar y supervivencia de sus pobladores. Así es que Tania llegó a diferentes comunidades de Huancavelica, recogió información de los principales problemas que tenían sus pobladores y los dio a conocer a través de su programa, convirtiéndose en puente facilitador de información entre estas comunidades y el Estado; enfrentando las limitaciones del idioma, de una geografía que dificulta la llegada de las señales de radio, televisión e internet y demás problemas de comunicación.

Tania trabajó en relación a las necesidades de sus oyentes, con información de calidad para ellos y recogiendo de manera presencial las diferentes problemáticas que atravesaban estos peruanos y poderlas plantear desde su programa, en una labor que facilitó el diálogo entre el Estado y población.

Como ella, muchos medios de comunicación y periodistas locales, fueron pieza crucial en la supervivencia y desarrollo de las comunidades de nuestro país durante esta pandemia, rompiendo barreras geográficas, de lenguaje y culturales.