Vacunación de niños de 5 a 11 años: ¿Qué sucederá en el retorno a clase?

La noticia sobre la próxima vacunación, a los niños entre 5 y 11 años, ha generado alivio y esperanza en muchos padres de familia que esperaban ansiosos por las dosis contra la COVID-19 para sus hijos; sobre todo ahora que el ministro de educación, Rosendo Serna, ha señalado que el retorno a las clases presenciales podría iniciarse en la última semana de marzo.

Para la psicóloga y docente de la Universidad César Vallejo, Dra. Sandra Fuentes Chávez; el retorno a clases presenciales resultaría muy significativo para los niños, adolescentes, padres de familia y también para el personal docente, que durante casi dos años ha contribuido en la formación educativa de sus alumnos a través de las clases virtuales.

Es por ello que, ante el próximo regreso a clases, la especialista detalla algunos beneficios que traerían las clases presenciales.

1. Los espacios de interacción social se fortalecerán a través del contacto que los estudiantes generen de manera participativa e interactiva, respetando los protocolos de bioseguridad.

2. El proceso de enseñanza-aprendizaje tendría una mayor repercusión ya que el estudiante gozará de una mayor interacción con su docente, recurriendo a esta figura para aclarar ciertas dudas o reforzar sus conocimientos.

3. Los docentes podrán mejorar la comunicación con sus estudiantes, informando mejor sus ideas, conocimientos y opiniones.

“La virtualidad permitió que las familias compartan más tiempo juntos. En la mayoría de los casos, los padres han podido supervisar de cerca a sus hijos. Sin embargo, hubo otros en los que, tras la reactivación de la presencialidad en algunos sectores, los padres no pudieron seguir guiando la educación de sus hijos y otros más en los que los estudiantes no contaban con cobertura de internet para conectarse. El regreso a clases, de alguna manera, pretende cerrar esos vacíos que la educación virtual también dejó”, resaltó Fuentes Chávez.

Salud mental: tarea pendiente

Con el regreso a clases presenciales es importante también tomar muy en serio la salud mental de los más pequeños de casa. Sobre todo porque durante dos años han estado expuestos a noticias fatales, de contagios y demás que podrían repercutir en cuadros de ansiedad por el temor a enfrentarse a un salón de clase.

“Es importante que los padres de familia orienten a sus hijos sobre las noticias a las que están expuestos sin instaurar miedo y enseñarles lo que es la precaución. A manera de juegos en casa, los padres pueden enseñar -a sus hijos- a mantener la mascarilla puesta, no compartir alimentos o taparse cuando estornudan”, recomendó la especialista.

Recordemos que este 18 de enero es la fecha prevista para el inicio de la vacunación contra la COVID-19 para los menores de 5 a 11 años. Ubique su centro de vacunación más cercano y lleve a su niña o niño, mantenerlos sanos es primordial para seguir haciéndole frente al coronavirus.