Madre de Dios: Alertan paralización en obras de agua y saneamiento de la provincia de Manu

La Contraloría General de la República realizó la primera audiencia pública de forma presencial, denominada “La Contraloría te escucha” en la provincia de Manu, donde los ciudadanos expusieron sus alertas, siendo las más recurrentes la falta de inversión y abandono en obras de agua y saneamiento en beneficio de la población.

El evento se desarrolló en la loza deportiva Barrio Los Rosales de Villa Salvación y participaron, previa inscripción, representantes de sociedad civil organizada y juntas vecinales de diferentes sectores. La exposición de las 51 denuncias se realizó individualmente y de forma directa con el auditor. Además, cada participante fue programado
con el fin de evitar aglomeraciones, según las recomendaciones y normas establecidas debido a la emergencia sanitaria.

Una importante alerta ciudadana fue denunciada por un representante del centro poblado Gamitana del distrito de Manu, por la falta de inversión en obras de agua y saneamiento básico. Manifestaron que sus autoridades no realizan una buena gestión para dotarlos del servicio de agua potable permanente y desagüe en beneficio de las familias que viven en la zona.

Otra preocupación de los asistentes se centró en la reestructuración territorial o reparto de terrenos realizado por la actual gestión de la Municipalidad Provincial de Manu, que viene afectando algunos pobladores. Asimismo, la entidad viene subastando terrenos del Estado, por lo que la población considera que esas áreas deben ser destinados para la construcción de un hospital.

Además, denunciaron presuntas irregularidades en obras públicas como en la construcción de infraestructura educativa en los centros poblados de Shintuya y Palotoa, mejoramiento de caminos vecinales y transitabilidad peatonal en el centro poblado de Villa Salvación.

Finalmente, denunciaron el ineficiente servicio de limpieza pública que podría afectar la salud de la población y la falta de compromiso de las autoridades para la instalar una oficina nacional para atención a personas con discapacidad.

Con esta nueva modalidad de audiencia pública, los ciudadanos tienen la oportunidad de comunicar sus alertas con mayor detalle y tiempo, para luego recibir una respuesta indicando la admisibilidad o desestimación de sus alertas presentadas durante la audiencia en un plazo máximo de 30 días hábiles.

Como se recuerda, las audiencias públicas son un espacio de participación donde los asistentes ejercen su derecho de control social y presentan sus alertas sobre presuntas irregularidades en la ejecución de obras y servicios públicos, en las contrataciones del Estado, inconductas funcionales o actos de corrupción.