Lambayeque: DISTRITO DE LA VICTORIA SE VISTE DE ROJO Y BLANCO PARA CEREBRAR EL BICENTENARIO DE LA PATRIA ESTE JUEVES 22 DE JULIO

La Municipalidad distrital de La Victoria oficializó las actividades celebratorias por el Bicentenario, 200 años de la proclamación de la Independencia Nacional, las que se realizarán cumpliendo las medidas de distanciamiento por la emergencia sanitaria por el Covid 19.

Los actos protocolares se realizarán el jueves 22 de julio, con el embanderamiento general de la ciudad desde las 6.00 a.m, la Misa Tedeum será en la parroquia Juan XXIII a las 9 a.m, culminada la misa, las autoridades invitadas participarán del tradicional paseo de la bandera hasta la Plaza Miguel Grau Seminario donde se participará de la ceremonia de Izamiento del Pabellón Nacional y la Bandera del distrito. Luego, las autoridades participán de un Programa Especial por el Bicentenario que concluirá con una tradicional marinera norteña y una danza de la región Lambayeque.

Todos los actos protocolares por el Bicentenario serán presididas por el Alcalde, Rony Olivera Morales y se desarrollarán en la Plaza Gran Almirante Miguel Grau Seminario y Héroes Navales Lambayecanos.

Dice la historia que la proclamación de la patria se inicia con la lectura del acta de la Proclamación de la Independencia Nacional, donde se resaltó que desde 1821, hace 200 años, cada 28 de julio los peruanos se visten de gala para conmemorar el Aniversario Patrio; fecha en que don José de San Martín y su Ejercito Libertador cruzaron los Andes para liberar a los territorios peruanos.

Estas fiestas significan el homenaje a persona que ofrecieron sus vidas por el sagrado suelo, guiados por la valentía, fidelidad y heroísmo, que muchas veces han alcanzado el nivel de amor más grande y por ello son dignos de recuerdo.

Así hace 200 años se proclama solemnemente la Independencia del Perú, quedando sellada con un emocionado discurso, que con entusiasmo patriota y el pabellón en las manos, el general SAN MARTIN proclamó:

“DESDE ESTE MOMENTO, EL PERU ES LIBRE E INDEPENDIENTE POR LA VOLUNTAD GENERAL DE LOS PUEBLOS Y POR LA JUSTICIA DE SU CAUSA QUE DIOS DEFIENDE”, todo ello con presencia de un pueblo bullicioso y lleno de júbilo que ocupó las calles empedradas de la antigua Lima, testigos de surgimiento de un nuevo estado EL PERU.