Lambayeque: Presentan iniciativas sostenibles en beneficio de la región

Siguiendo con el compromiso por la sostenibilidad social y ambiental, Entel realizó la tercera edición de “Más Responsable”, espacio promovido por la operadora de telefonía e internet, con el objetivo de dar a conocer las iniciativas sostenibles de las principales empresas y organizaciones en el Perú, en la ciudad de Chiclayo.

En esta edición, la conversación giró en torno a las acciones que las empresas Real Plaza, Entel y la ONG Juguete Pendiente han realizado en beneficio de la comunidad.

Al ser considerados como el grupo de personas con mayor riesgo de contraer COVID-19, miles de adultos mayores que viven en casas de reposo han dejado de recibir las visitas de sus familiares o amigos. Por ese motivo, Real Plaza buscó acercarlos y, a través de la tecnología, los conectó con actividades que los hacía felices, como conversar con su familia, amigos, retomar talleres y disfrutar de la música.

Para ello, se creó la “Consola Retro Smart”, que fusiona el diseño de una televisión de la década de los 60’s con la revolucionaria tecnología de la actualidad. La consola viene equipada con inteligencia artificial reentrenada a base de Google Assistant, que contiene el mayor banco de información y data digital hasta el momento, y que funciona con el internet de alta velocidad brindado por Entel. Gracias a esta consola, los adultos mayores que viven en las casas de reposo San José de Chiclayo, Betania de Lima y Ayllu Wasi de Arequipa, y que reciben el apoyo de la ONG Juguete Pendiente, podrán comunicarse con sus familiares y amigos mediante videollamadas, recibir talleres virtuales, ver videos en YouTube y un sinfín de actividades más que se pueden realizar con el acceso a Internet.

“Como parte de nuestro pilar de sostenibilidad y comunidad, es la segunda vez que enfocamos una campaña en los adultos mayores, siendo ellos uno de los grupos más vulnerables, por lo que vemos la necesidad de dedicarles especial atención. Hace dos años promovimos ‘El Regalo Equivocado’, que tuvo como propósito revalorar el tiempo y dedicárselo a ellos”, comentó Sebastián Montero, director de Comercial y Marketing de Real Plaza.

Por otro lado, Juguete Pendiente es una ONG que busca mejorar la calidad de vida de comunidades en situación de vulnerabilidad, mediante proyectos sociales que dignifiquen al ser humano, potencien su desarrollo y aseguren la cobertura de necesidades básicas y cuenta con iniciativas de voluntariado y responsabilidad social en 13 regiones del país, incluyendo Lambayeque.

Entre sus iniciativas se encuentran programas como “Abrigo Pendiente”, que envía prendas de abrigo, frazadas, mantas, calzado y víveres a las personas que año a año son afectadas por las heladas que se registran en el país, además de “Alimento Pendiente”, orientada a dar respuesta a la urgente necesidad de alimentación en poblaciones vulnerables. También promueven “Hogar Pendiente”, que alberga familias que llegan de diferentes regiones a Lima para que sus hijos puedan recibir un tratamiento médico oportuno, y “Voluntario Pendiente”, que da la oportunidad para que más personas puedan ponerse al servicio de los demás.

“La emergencia sanitaria ha hecho visibles muchas situaciones que siempre han estado presentes y trascenderán a esta, como la ayuda a comunidades vulnerables, dentro de las cuales podemos encontrar a niños y adultos mayores. Se han evidenciado brechas en temas de salud, educación y conectividad. Nuestro reto, desde la sociedad civil, articulando con el empresariado, es empezar a cerrar todos esos pendientes que van a trascender lo que estamos viviendo hoy en día”, comentó Vanessa Vásquez, directora ejecutiva, Sostenibilidad y Creación de Valor

Por otro, Entel cuenta con el programa “Señas Que Conectan”, que capacita a sus asesores de atención al cliente en lengua de señas peruanas para ofrecer una atención personalizada y distintiva a las personas sordas, convirtiendo a sus colaboradores en promotores de inclusión y diversidad. Hasta el momento, de la mano de la Asociación MAW LSP, que incentiva la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad auditiva, cuenta con dos asesores capacitados en la ciudad.

“Estamos muy contentos con los resultados que venimos logrando: hemos reducido el tiempo de atención a la mitad en personas sordas y el nivel de satisfacción se ha triplicado, porque finalmente se sienten escuchados al momento de ser atendidos en lengua de señas. Todavía tenemos una tarea larga y continuaremos con el compromiso de conectar más y mejor a todos los peruanos”, explica Rosa Bonilla, jefa de Gestión de Reputación y Desarrollo Sostenible de Entel Perú.

Asimismo, con el objetivo de seguir contribuyendo con la comunidad, Entel continua con su programa “Reciclemos para Transformar”, lanzado en el 2016, para fomentar la reutilización de artefactos electrónicos mediante la instalación de tachos de reciclaje en sus tiendas.

De esa manera, se recolecta residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) como celulares, pilas y cargadores, que luego son procesados para darle una nueva vida a los componentes que aún se pueden aprovechar y desecharlos de manera responsable con el ambiente, debido a que son peligrosos para el ecosistema. Desde el 2016, se ha recolectado más de 200 toneladas de artefactos electrónicos a nivel nacional.