Lambayeque: Lanzan campaña regional ‘Por mi planeta, ¡no más plástico!’

El uso de mascarillas se ha vuelto vital para la protección de las personas frente al coronavirus, pero, si estas no son desechadas correctamente, se convierten en agentes contaminantes que tardan en degradarse entre 300 y 400 años, lo cual perjudica la vida marina, terrestre y humana. Sin embargo, la sociedad aún puede contribuir a ser parte de la solución de este problema.

En ese sentido, la Dirección de Responsabilidad Social de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo, a través de la Coordinación Ambiental; y en alianza con la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión Ambiental del Gobierno Regional de Lambayeque, la Gerencia Regional de Educación, la Oficina de Promoción de la Salud de la Gerencia Regional de Salud del Gobierno Regional de Lambayeque y el Voluntariado de la USAT VOCCS POR EL CLIMA, lanzó la campaña regional Por mi planeta, ¡no más plástico!: Lo que sirve para proteger, que no sirva para destruir.

El coordinador ambiental de la USAT, Mgtr. Ricardo Valdemar Chavarry Castillo, explicó que esta campaña busca sensibilizar a los ciudadanos con el fin de proteger los entornos naturales y urbanos, evitando abandonar mascarillas o cualquier otro residuo, para que las futuras generaciones puedan gozar de los recursos naturales que actualmente existen.

Esta campaña regional contará con cuatro fases: 1) Lanzamiento, 2) Inscripciones, 3) Fortalecimiento de capacidades, 4) Retos educativos y 5) Reconocimiento. Todo el proceso de ejecución de esta iniciativa se desarrollará durante siete meses (junio a diciembre), tiempo en el cual los participantes conocerán más sobre temas ambientales y aplicarán lo aprendido en beneficio de la comunidad.

“Buscamos asumir un rol activo de liderazgo con el cuidado ambiental y motivar a que más gente se sume a la misión, por el ejemplo y el mensaje. Asimismo, queremos reflejar el daño que estamos provocando a nuestros ecosistemas y entornos urbanos con la contaminación ambiental generada por las mascarillas”, comentó Chavarry.

El lanzamiento de la campaña se realizó en una reunión virtual en la cual participaron los voluntarios de VOCCS POR EL CLIMA, los directores de las diferentes escuelas USAT, autoridades académicas, administrativas y regionales; representantes de la asociación de recicladores y miembros de las comunidades aledañas a la USAT: Santo Toribio de Mogrovejo, Luis Alberto Sánchez, 4 de noviembre, San Cristian, Santa Trinidad y Ciudad del Chófer.

Durante la presentación de la campaña, una de las voluntarias de VOCCS POR EL CLIMA, Solenka Llaja,  mencionó que la madre tierra está herida y necesita niños y adultos reflexivos, cuidadosos y activos para protegerla. Asimismo, indicó que reciclar y reducir no solo se trata de una campaña, sino de una cultura de vida.

“Parte de las respuestas a preguntas como: ¿qué hacer para reducir la producción de plástico? o ¿cómo cambiar el modo de deshacernos de los residuos?, están en las pequeñas acciones que podemos realizar en el hogar, como evitar el uso de plásticos y bolsas de un solo uso, emplear bolsa de tela, reducir el uso de agua y refrescos embotellados, etc”, explicó Llaja.

Para cerrar con broche de oro el lanzamiento de la campaña, intervino la rectora USAT, Dra. Patricia Campos Olazábal, quien resaltó el papel de los jóvenes frente a la contaminación del medio ambiente. “Ellos están teniendo una conciencia mucho más allá de la que nosotros tuvimos cuando teníamos su edad”, indicó.

La máxima autoridad de la USAT explicó que como universidad católica, es importante seguir las enseñanzas del Laudato Si y del Fratelli Tutti. “Todos somos responsables de esta casa común pues hace muchos años no la estamos cuidando. El calentamiento global, la extinción de especies y el depósito de plásticos en muchos lugares son una expresión de ello”, concluyó.