Pronunciamiento de la ANC: Segunda vuelta y demanda ciudadana por el cambio

En el marco de la profunda crisis sanitaria, económica, social y política, la primera vuelta ha
dado como resultado dos candidaturas que reflejan opciones muy divergentes y que cuentan
con un apoyo de los electores sumamente limitado. Somos instituciones de la sociedad civil
que formamos parte de una corriente crítica que, junto con amplios sectores de nuestra
población, demandamos cambios profundos para salir de la inmensa crisis que vivimos y para
que se reduzcan las profundas brechas económicas, sociales, culturales y de género.

En ese sentido, consideramos ineludible expresar nuestros puntos de vista sobre temas
críticos del período político de nuestro país, para contribuir al debate con ambas
candidaturas, la sociedad organizada y los partidos.

• Enfrentamos la crisis sanitaria más severa de nuestra historia republicana, con cerca de
dos millones de personas infectadas y más de cien mil fallecidos, que ha puesto en evidencia
la debilidad del Estado, la precariedad de nuestra economía y la profundidad de nuestras
brechas sociales. La gravedad de la pandemia no puede esperar al 28 de julio, razón por la
cual pedimos al presidente Francisco Sagasti que convoque a los dos candidatos para
informarles de manera detallada la situación sanitaria. De la reunión debe surgir un consenso
mínimo entre ambas candidaturas en dos temas: el proceso de vacunación, el
abastecimiento de oxígeno y el fortalecimiento del nivel primario de salud para contener la
pandemia. Ambas candidaturas deben presentar planes para enfrentar de manera integral
la pandemia, avanzar en la reforma del sistema de salud y asegurar la atención universal y
gratuita para que la tarea de preservar la vida y la salud no siga recayendo en las familias,
especialmente en las mujeres.

• Con la crisis económica se han perdido millones de puestos de trabajo y se han
incrementado de manera sustantiva la pobreza y la informalidad. En el corto plazo
necesitamos medidas como los bonos universales y fondos de financiamiento para la micro
y pequeña empresa, a fin de impulsar la reactivación de la economía y reducir el impacto del
desempleo y la pobreza. Es importante conocer la posición de Perú Libre y Fuerza Popular
sobre los siguientes temas: i) la descentralización política y estatal, así como una economía
que priorice y defienda el mercado interno; ii) la diversificación productiva orientada a la
innovación y el cierre de brechas territoriales; iii) el desarrollo agrario dirigido a la agricultura
familiar, la pequeña producción, la agroecología y la seguridad alimentaria; iv) la defensa del
medio ambiente, nuestra casa común, que incluye una gestión de las industrias extractivas
y los megaproyectos que asegure el respeto de los derechos de los pueblos indígenas, los
estándares ambientales y la sostenibilidad de los recursos naturales. v)sobre el
calentamiento global el Estado debe cumplir sus compromisos internacionales en mitigación
y adaptación al cambio climático, así como asegurar la mayor disponibilidad posible de
fondos para invertir en mejorar la calidad de vida de los peruanos con un nuevo enfoque de
desarrollo de los territorios y con una perspectiva intercultural.

• En este quinquenio se ha puesto en evidencia la profundidad de la crisis del sistema y
del régimen político. En este contexto es imprescindible que ambas candidaturas planteen
con claridad su visión y sus enfoques sobre la democracia y los derechos humanos. Aunque
son urgentes las reformas de los sistemas electoral y político, no son suficientes y es
necesario avanzar en la necesaria transformación del Estado y de sus formas de relación con
la ciudadanía, asegurando los servicios fundamentales y el protagonismo de los pueblos en
la toma de decisiones.

• La extensión de la crisis ha puesto de manifiesto el agotamiento del orden neoliberal
hegemónico desde hace más de tres décadas, así como la necesidad de un nuevo pacto social
y político que garantice los derechos de toda la ciudadanía. Afirmamos su plena vigencia y
consideramos irrenunciable la defensa de los derechos humanos, de las mujeres y las
personas LGTBI, así como los derechos colectivos de los pueblos indígenas. Exigimos de
ambas candidaturas una posición clara y sin ambigüedades de respeto a lo avanzado, así
como su posición frente a la necesaria continuidad de nuestra participación en los
organismos internacionales de protección de los derechos humanos.


• La corrupción es uno de los grandes flagelos del Estado y la sociedad y es imprescindible
conocer sus propuestas para enfrentarla de manera decidida y para acabar con el
copamiento del Estado por los grupos de poder. Para ello es imprescindible: i) la
independencia del sistema de justicia; ii) modificar los procedimientos de gestión de los
contratos y adquisiciones públicas; iii) acabar con el ingreso de recursos poco transparentes
en la política; iv) ampliar la transparencia en la gestión pública y la rendición de cuentas de
las autoridades en todos los niveles. Sobre estos puntos exigimos planteamientos y
compromisos concretos.

• Finalmente, exigimos poner fin a la descalificación del adversario y a la estrategia del
miedo como arma para propiciar el apoyo electoral. Igualmente demandamos acabar con la
irresponsable estrategia de promover el protagonismo de las FFAA y la reafirmación por
ambas candidaturas del rol no deliberante y subordinado al poder civil que les corresponde
a estas instituciones. Es fundamental una nueva actitud de ambas organizaciones políticas y
de los medios de comunicación, junto con todas las fuerzas partidarias, los gremios
empresariales y la sociedad civil. El país requiere un proceso de diálogo centrado en las
propuestas de salida a la crisis, no en la mentira y el amedrentamiento.

Consejo Directivo de la ANC
6 de mayo del 2021