Madre de Dios: Pronunciamiento de los Consejeros Regionales en apoyo a los agricultores

Los Consejeros Regionales que suscribimos el presente documento, integrantes de la Comisión Agraria, Medio Ambiente, Amazonía y Comunidades Nativas del Consejo Regional de Madre de Dios, hacemos manifiesta nuestra plena identificación con los Agricultores de nuestra Región, dada la importancia esencial de su trabajo y de los frutos que éste produce en beneficio de la población en general. Por cuanto, ninguna persona podría sobrevivir, prescindiendo de la producción agrícola y pecuaria, que de manera esforzada y enfrentando situaciones adversas, incluyendo la pandemia, y las restricciones impuestas por el propio Estado que no le asiste económica ni técnicamente en las dimensiones requeridas. Han logrado, sin embargo, dotar a nuestra sociedad de los insumos nutricionales básicos, asegurando su subsistencia. Lo cual, constituye un gran mérito que merece reconocimiento, tanto de la sociedad como del Estado, incluyendo el Gobierno Regional.

Al mismo tiempo, rechazamos toda acción u omisión deliberada orientada a obstaculizar el desarrollo de la actividad agropecuaria, incluyendo a aquellos concesionarios de derechos de aprovechamiento minero o forestal que se han limitado a buscar su propio beneficio, muchas veces a expensas del entorno medio ambiental, de manera irresponsable y hasta perjudicial. Se les ha favorecido con ingentes áreas de terreno que se han limitado a depredar y/o contaminar, con participación de malos funcionarios que, lejos de apoyar al sector más valioso de nuestra economía regional, contribuyen a socavarlo, dejando irresuelto el abanico de problemas de superposición de áreas, saneamiento legal de los predios agrícolas, de zonificación ecológica-económica del territorio regional. Así como de promoción y apoyo económico y técnico al productor agropecuario.


Ante éstos problemas, que al mismo tiempo constituyen un desafío para la gestión pública actual y las venideras, demandamos al Ejecutivo Nacional y Regional se priorice la atención del Estado a la problemática del hombre del campo y sus organizaciones de productores considerando la importancia vital del factor alimentario y también económico-laboral. De esta manera, para forjar una sociedad sana y fuerte tanto física como espiritualmente.

Puerto Maldonado, 19 de febrero del 2021.