Apurímac: Cientos de jóvenes expresan su indignación contra congresistas apurimeños Omar Merino y Lenin Checco

Las violentas muertes de los dos estudiantes universitarios por disparos de perdigones de la Policía Nacional durante las protestas del sábado en la ciudad de Lima, además del rechazo al gobierno del expresidente interino Manuel Merinom ha incrementado la repulsa y encono político contra los congresistas apurimeños Omar Merino (APP) y Lenin Checco (FA) que votaron a favor de la vacancia de Martín Vizcarra.

Desde el día de la cuestionada votación que provocó el rechazo mayoritario de la población, y en especial del pueblo apurimeño, ambos legisladores han preferido quedarse en la ciudad de Lima, sin dar muestras de reconocer que fueron ellos los que provocaron la crisis política que ha dejado como saldo dos muertos, nueve personas desaparecidas y más de 100 manifestantes con diferentes lesiones y heridas producto de la represión policial.

En las movilizaciones autoconvocadas por los colectivos juveniles y estudiantes universitarios de Abancay, Andahuaylas, Chuquibambilla, Curahuasi y Chalhuanca, el rechazo contra ambos legisladores era generalizado. 

“Merino y Checco, no nos representan”, “Merino y Checco verguenza regional y nacional”, fueron las consignas más coreadas durante las marchas.

Dirigentes juveniles manifestaron que no solo basta con la renuncia de Manuel Merino a la presidencia de la República, también indicaron que la clase política enquistada en el parlamento no representa al país y mucho menos las expectativas de los jóvenes, razón por la cual, ahora exigen su salida.

“Ellos pensaron que con sacar a Vizcarra supuestamente sintonizaban con la población y tenían el camino despejado para su repartija política, sin embargo, se equivocaron, porque la población salió de inmediato a rechazar el golpe propinado por el Congreso. Ahora son los responsables de que la crisis se haya profundizado y dos brillantes vidas hayan sido cegadas por los perdigones de la policía”, afirmaron los jóvenes que se concentraron en la plaza de Abancay este último domingo.