Apurímac: Viuda y amante son principales sospechosos de homicidio de Jesús Arévalo Poccotay

Después de dos meses y medio de exhaustivas investigaciones agentes de la Depincri Andahuaylas detuvieron a los dos principales sospechosos de la muerte de Jesús Arévalo Poccotay (38) cuyo cadáver fue hallado en una acequia del sector de Chuñucpampa, cerca al puente Salinas, en Andahuaylas.

El hecho de sangre se registró el pasado 14 de junio y desde entonces los agentes de criminalística fueron atando cabos pacientemente para identificar a los autores y determinar el móvil que provocó su violenta muerte.

Arévalo Poccotay fue hallado sin vida con graves heridas en el cráneo provocadas con un objeto contundente y visibles huellas de haber sido asfixiado.

Los indicios y evidencias recogidas por la policía apuntaban a su viuda Zenaida Oscco Allccahuamán (30) y Santos Ccahuana Seccse (28) con quien mantenía una relación sentimental secreta desde hace bastante tiempo.

Ambos fueron detenidos cuando caminaban por una calle de Andahuaylas el último martes 25 de agosto en mérito a la orden de detención preliminar (7 días) dispuesta por el juez del Tercer Juzgado de Investigación Preliminar de Andahuaylas.

En la sede de la Depincri Andahuaylas, el principal sospechoso no pudo seguir ocultando lo sucedido, confesando que él fue quien mató a Arévalo Poccotay tras haberlo citado al puente Salinas para sostener una conversación.

Las diligencias continúan en la sede policial, faltando aún por determinar el grado de participación de la viuda en el homicidio.

El caso dio un drástico giro al conocerse que Zenaida Oscco está embarazada con cinco meses de gestión producto de su relación extramatrimonial.