Apurímac: Ministerio de Salud culminará paralizado Hospital de Andahuaylas ante incapacidad de región

Jugada de taquito. El gobernador Baltazar Lantarón anunció la firma de convenio entre el Ministerio de Salud (Minsa) y el Gobierno Regional de Apurímac para la culminación del nuevo Hospital de Andahuaylas, cuya construcción se encuentra paralizada desde diciembre del 2014.

La noticia fue dada a conocer durante una rueda de prensa previa a la visita oficial que realizarán las ministras de Salud, de la Mujer y del Interior a la región Apurímac en las próximas horas.

Este anuncio cambia por completo el ofrecimiento de campaña que hiciera el entonces candidato por el desaparecido Movimiento Regional Llankasun Kuska para ganarse el voto de los electores andahuaylinos de que en su gestión y en un año y medio se culminaría y equiparía el inconcluso hospital.

Otra realidad a un año y ocho meses de gestión. Ante la incapacidad técnica y de profesionales con experiencia en la región para reajustar el expediente técnico y replantear la obra de acuerdo a las actuales normas técnicas en infraestructura hospitalaria, Baltazar Lantarón optó por la salida política más fácil, pasarle la culminación del hospital al Gobierno Nacional.

Además, Baltazar Lantarón quiere mostrar ante la opinión pública regional que la culminación del informe técnico de cierre o liquidación de obra que tardó casi un año en elaborarse y demandó un gasto superior al millón 400 mil soles, fue un “exitoso resultado de su gestión”, cuando la realidad fue otra y que incluso propició la salida del entonces gerente general Raúl Gutiérrez Rodas.

Como era de esperarse, el portal del gobierno regional, dio cuenta de este anuncio, precisando además que se realizó la inscripción del terreno ante Registros Públicos, un procedimiento por demás regular y que al parecer -como afirma- no se efectúo antes de iniciarse la construcción.