Apurímac: S/.319 millones se perdieron por la corrupción en la región

El Contralor General de la República, Nelson Shack, afirmó que el Perú perdió 23 mil millones de soles por la corrupción el año pasado y que la Región Apurímac, en ese mismo periodo, perdió recursos que superan los 319 millones de soles. “Es una cantidad de recursos muy grande la que se pierde por inconducta funcional y corrupción”, apuntó.

Shack manifestó que se trabajará en el fortalecimiento de las capacidades de fiscalización de los consejeros regionales para lo cual se desarrollarán cursos virtuales impulsados desde la Escuela Nacional de Control. Asimismo, señaló que se iniciarán los procesos de acreditación para la realización de auditorias en los hospitales Hugo Pesce Pescetto, de Andahuaylas, y Guillermo Díaz de la Vega, de Abancay.

Respeto al control de los recursos relacionados con la emergencia Covid-19, el titular de la Contraloría indicó que se generado más de 270 informes de control simultáneo, razón por la cual aún no se investigan procesos y denuncias relacionadas a no Covid del año pasado. “Recién estamos haciendo las programaciones para acreditar esas comisiones y en el transcurso de los próximos comenzarán a admitirse los informes de control del 2019”.

Sobre la paralizada construcción del hospital de Andahuaylas, precisó que se realizará una auditoria a fondo para el deslinde de responsabilidades de los funcionarios de gestiones anteriores y la actual. Se mostró de acuerdo con la iniciativa presentada por las autoridades y funcionarios regionales de que su ejecución y culminación sea asumida por el Gobierno Central.

“Debe tenerse en cuenta que el hospital se aprobó con un expediente técnico del 2008 y a partir del 2013 comenzó su construcción… ha pasado tanto tiempo que requiere un nuevo expediente técnico y tendrá que tener en cuenta las nuevas normas del sistema de salud, por tanto, ya no costará 120 millones, sino el doble…”

En cuanto al tema de las ambulancias, Shack precisó que se intervino con un control concurrente y en su momento se realizará un control posterior ya que según el gobernador Baltazar Lantarón mencionó que esa adquisición se declaró nula y no pagó nada.

“…pero igual, yo creo que vale la pena analizar bien como ha sido este proceso, y en el caso hubiere responsabilidades deslindarlas”, aseveró