Lambayeque: Obreros municipales de limpieza en riesgo de contagio por COVID-19

En las últimas semanas y como parte del Control Integral a la Emergencia Sanitaria, la Contraloría evidenció cinco hechos que generan riesgo de contagio y propagación del COVID-19 en los trabajadores de limpieza pública de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, en el departamento de Lambayeque, por lo que recomendó al titular de la entidad adoptar las acciones preventivas y correctivas necesarias, a fin de proteger la salud de los servidores ediles y de sus familiares.

En el Informe de Visita de Control N° 016-2020-CG/0425-SVC, los auditores alertaron que la entidad realiza de forma interdiaria y no diaria el control de temperatura, presión arterial y otros signos de alarma para CODIV-19 como dificultad para respirar, desconcentración, dolor de pecho a los trabajadores municipales de limpieza pública, lo cual genera riesgos de contagio y propagación de la enfermedad en el centro de trabajo.

Asimismo, la comisión identificó que no se provee de insumos para limpieza y desinfección personal a los obreros que se encargan de recoger, transportar los residuos sólidos y del barrido de espacios públicos y tampoco se hace lo propio con los equipos, maquinarias y herramientas, incrementando la exposición a agentes biológicos y generando riesgos de contagio por COVID-19 u otras enfermedades.

Durante la visita de control, realizada entre el 18 y el 24 de junio, se identificó que la Municipalidad Provincial de Chiclayo no gestiona el lavado y/o desinfección diaria de los uniformes reutilizables y tampoco se ha implementado la instalación de vestuarios y casilleros, lo que obliga a los trabajadores llevarlos a sus domicilios con el riesgo de contagio de sus familiares.

Asimismo, se advirtió que los dispensadores de alcohol en gel se encuentran desabastecidos y los servicios higiénicos de local de la Subgerencia de Gestión de Residuos Sólidos, ubicado en la avenida Sáenz Peña 1824 y otros locales descentralizados no cumplen con las condiciones mínimas establecidas en la normativa y carecen de insumos como jabón líquido, los inodoros están inoperativos, entre otras limitaciones como adecuada limpieza.

Finalmente, se advirtió que los trabajadores municipales realizan el servicio de barrido y limpieza de espacios públicos, así como la recolección y transporte de residuos sólidos sin el uniforme y elementos de protección personal pese a que se les entregó un uniforme y un par de botas