Apurímac: Recibirá canon minero de Las Bambas en el 2024, afirmó alcalde Rildo Guillén

La región Apurímac no recibirá canon minero hasta el 2024 por el mineral que se extrae del proyecto Las Bambas, debido que la empresa de capitales chinos se acogió a la depreciación anticipada de activos a fin de recuperar la inversión efectuada estos últimos años y por los conflictos sociales registrados estos últimos años que afectaron su producción.

El alcalde provincial de Cotabambas, Rildo Guillén, manifestó que en un primer momento se esperaba recibir esta transferencia (canon minero) a partir del 2021, pero debido a las constantes paralizaciones y medidas de fuerza en todo el corredor minero que afectaron la producción de concentrado de cobre y molibdeno, este plazo se extendería por tres años más según estimaciones del MEF.

“Este punto ha sido de permanente discusión en la mesa de diálogo, porque se trata de una justa demanda del pueblo de Challhuahuacho y de toda la provincia de Cotabambas, pero también, estamos en un momento donde deben tomarse decisiones mirando el mediano y largo plazo”, aseveró.

Guillén precisó como una solución alternativa -mientras se trabaja en la modificación de la normativa minera vigente- ha sido la aprobación del mecanismo denominado “Facilidad financiera” cuya reglamentación debe aprobarse en breve y que no demandará ni un sobrecosto o interés adicional en perjuicio de las municipalidades apurimeñas, como sucedió con el llamado canon minero adelantado.

Este mecanismo (Facilidad financiera) permitirá que los gobiernos locales de la provincia y la región reciban un importante desembolso económico generado por la actividad extractiva para la ejecución de obras en sus respectivas jurisdicciones y para lo cual se está reactualizando el Plan de Desarrollo de la Provincia de Cotabambas con el apoyo del CEPLAN y la PCM.

Asimismo, la autoridad municipal dijo que se trabajaba los términos y alcances del Convenio Marco para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Cotabambas con MMG Las Bambas donde se priorizarán los proyectos productivos y sostenibles en el marco de su responsabilidad social empresarial.

“Todo depende que exista voluntad política tanto del Gobierno Central como de la empresa minera para el cumplimiento de estos compromisos y no retornar a un escenario de conflictividad social”, enfatizó.

El burgomaestre precisó que no se dejará de recibir la regalía minera contractual, sin embargo, reconoció que se produjo una significativa reducción de este desembolso entre el 2019 y 2020 por los conflictos sociales que obligaron a la minera suspender sus operaciones.