Amazonas: Hospitales presentan deficiencias para atender a pacientes por COVID-19

La Contraloría General de la República supervisó tres hospitales de la región Amazonas para contribuir y garantizar la atención adecuada, y oportuna, en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento, a los pacientes afectados por el COVID-19, así como a la población general.

Las visitas de inspección, como parte del Control Integral de Emergencia Sanitaria COVID-19 dispuesto por la entidad, fueron realizadas por la Gerencia Regional de Control Amazonas en los hospitales Gustavo Lannata Lujan (Bagua), María Auxiliadora (Rodríguez de Mendoza) y Virgen de Fátima (Chachapoyas).

Se advirtió que dichos nosocomios no cuentan con profesionales de la salud necesarios y suficientes para atender a la población afectada, por lo cual se ha recomendado a las autoridades correspondientes a adoptar las medidas preventivas y correctivas, ante la urgencia que la región requiere.

Se evidenció, además, que los profesionales de salud a cargo de la atención exclusiva de pacientes COVID-19 no cuentan con todos los equipos de protección personal recomendados por el Ministerio de Salud, poniendo en riesgo la salud del personal médico y de los pacientes, incrementando la posibilidad de contagio. Asimismo, no cuentan con la cantidad necesaria de pruebas rápidas para descarte de contagio.

Así mismo, se evidenció la falta de equipamiento biomédico en los hospitales, los mismos que, de acuerdo a la Norma Técnica de Salud Nº 110-MINSA/DGIEM-V.01 “Infraestructura y Equipamiento de los Establecimientos de Salud del Segundo Nivel de Atención”, no serían ni los mínimos indispensables, generando el riesgo en la oportuna atención a usuarios del servicio.

En el Hospital de Apoyo II –1 Gustavo Lannata Lujan, los auditores advirtieron que por su categoría no cuenta con unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, se le asignó un ventilador volumétrico mecánico adulto pediátrico que no se encuentra en funcionamiento por no contar con personal especializado en activarlo, limitando de esta manera su uso a los pacientes que lo requieran.

Mientras que en los hospitales Gustavo Lannata Lujan y María Auxiliadora cuentan cada uno con una sola ambulancia operativa; no obstante, éstas no se encuentran acondicionadas para el transporte asistido y exclusivo de pacientes confirmados o sospechosos sintomáticos de COVID -19.

Los informes de Orientación de Oficio fueron oportunamente remitidos a los titulares de las entidades para que se adopten las medidas preventivas y correctivas que correspondan.