Puno: La Pandemia del Coronavirus desenmascara el deficiente trabajo que realizan los Gobiernos Locales en favor de las poblaciones más vulnerables

Publicamos este artículo de opinión, que observa la situación de abandono en el que se encuentra la población vulnerable y la acción inadecuada de las autoridades de la Región de Puno.



Por: Soc. Fritz Quea Sánchez[1]

La actual crisis sanitaria generada por el COVID-19 está destapando el deficiente trabajo que realizan los gobiernos locales a favor de las personas más vulnerables, no implementan programas y proyectos sociales en favor de este grupo de población.

La población más vulnerable al COVID 19 son las personas adultas mayores, porque existe una relación significativa entre la población envejecida y mortalidad, como podemos ver en las tasas de mortalidad en los países mediterráneos. Según el Centro de Control de Enfermedades de China, la tasa de mortalidad del coronavirus en personas de 0 a 19 años es 0.2%, de 20 a 59 es 2.1%, de 60 a 79 es 11.6%, mientras en personas de 80 años a más es 14.8%.  El diario The New York Times, menciona que, menos del 1% de los pacientes menores de 50 años murieron en China, pero fue fatal para casi el 15% de las personas mayores de 80 años y en Italia la edad promedio de los que murieron fue de 78. 5 años. Esto implica que las personas más vulnerables son las personas adultas mayores.

Viendo esta cruda realidad, nos preguntamos, ¿En el departamento de Puno qué acciones han implementado los gobiernos locales para la protección de las personas adultas mayores? Siendo realistas los gobiernos no cumplieron sus funciones establecidos en el numeral 2.4 – art. 84 de la Ley 27972 – Ley Orgánica de Municipalidades, donde señala claramente que es función de la Municipalidad organizar, administrar y ejecutar los programas locales de asistencia, protección y apoyo a la población en riesgo, de niños, adolescentes, mujeres, adultos mayores, personas con discapacidad y otros grupos de la población en situación de riesgo.

Así mismo, la Ley 30490 – Ley de la persona adulta mayor en su artículo 10º dispone la creación del Centro Integral de Atención al Adulto Mayor (CIAM) por los gobiernos locales, pero solamente el 53% de los gobiernos locales del departamento de Puno crearon la oficina del Centro Integral de Atención al adulto mayor – CIAM, en algunos casos con un presupuesto ínfimo y en otros sin presupuesto ni personal responsable, entonces surge la interrogante ¿Qué acciones están implementando en la actualidad los gobierno locales para proteger a las personas adultas mayores?.

En el departamento de Puno según el censo nacional 2007 – INEI los adultos mayores representan el 10% de la población, los cuales, durante mucho tiempo viven en el olvido y excluidos por parte de sus gobiernos locales, no se les brinda la protección respectiva, implementando y brindando servicios adecuados para ellos. Los alcaldes deben reflexionar respondiendo a estas interrogantes ¿Cómo los gobiernos locales han coadyuvado para que los adultos mayores sean vacunados contra el neumococo y la influenza? ¿se les brindó vitaminas? ¿Articularon para campañas integrales de salud?, ¿Cuánto de presupuesto han asignado para acciones a favor de las personas adultas mayores?, Son pocas las Municipalidades que realmente se involucran y brindan apoyo hacia este sector de población vulnerable.

Sin embargo, la mayoría de los alcaldes cuando se habla de alguna acción a favor del adulto mayor inmediatamente responden no hay presupuesto, pero, si tienen presupuesto para asignar más de 50 mil soles para traer grupos musicales de renombre en sus aniversarios de sus localidades que solo genera desorden y violencia. Es una triste y vergonzosa realidad. Espero que a partir de esta crisis generado por COVID 19 reflexionen e implementen acciones en favor de nuestros adultos mayores.


[1] Vicedecano del Colegio de Sociólogos de Puno