Piura: Ante la falta de seguridad por parte de Ripley, en las escaleras eléctricas, la Municipalidad clausuró de manera temporal este centro comercial.

 

Según la nota informativa de la comuna piurana esta clausura se debió a la protesta de una de las usuarias quien tuvo problemas en una de estas escaleras sin que ninguna de las personas encargadas le prestase la atención requerida por más de veinte minutos. El hecho ocurrió en horas de la noche de ayer.

También se supo que otro de los usuarios tuvo problemas cuando a su hijo le cayó una tabla sin que ningún personal de este establecimiento comercial se hiciera responsable del hecho.

Por lo pronto, se ha clausurado temporalmente y se le ha impuesto un multa del 50 por ciento de la UIT.