Ica: A doce años del fatídico terremoto, escolares en peligro inminente

A diario estudiantes de la I.E. “José Toribio Polo”, se desplazan por las instalaciones de su colegio visiblemente temeroso y propenso a que un antiguo reservorio de agua les caiga encima. Hace varios años el tanque resultó dañado por el terremoto del 2007 y las autoridades de Defensa Civil declararon esta infraestructura de alto riesgo para la vida e integridad de los alumnos y plana docente.

Han transcurrido 12 años del fatídico terremoto y solo unas “cintas de peligro” bordean el inservible tanque de agua, que tampoco son renovadas y ya casi ni se notan.

Por otro lado es lamentable que ninguna autoridad, sobre todo educativa, tome cartas en el asunto y resuelva retirar esta infraestructura que pone en peligro la integridad de los estudiantes, ¿acaso se espera que ocurra una desgracia para recién actuar?, al respecto ¿Qué dice el PREVAED 0068?

Son muchas las interrogantes que se formulan los indignados padres de familia, mientras nadie hace nada. El actual director  Dani Torres Aspilcueta, al parecer tampoco le interesa, lleva más de cuatro años en el cargo y no ha logrado que al menos este obsoleto reservorio sea retirado en salvaguarda de sus alumnos.  El Reglamento de Gestión del Sistema Educativo, establece que son funciones del Director de la institución educativa, además de las establecidas en la Ley General de Educación “Velar por el mantenimiento y conservación del mobiliario, equipamiento e infraestructura de la institución educativa, y gestionar la adquisición y/o donación de mobiliario y equipamiento así como la rehabilitación de la infraestructura escolar” (Art. 19, inciso k) D.S 009-2005-ed.).

Tras cuernos palos

En similar condición se encuentra el cerco perimétrico de la institución educativa, a punto de desplomarse. Con dinero de “mantenimiento” que anualmente el MINEDU otorga a las instituciones educativas solo ha servido para que realicen un ligero “maquillaje” de las grietas, resultando un latente peligro para transeúntes y los propios escolares.

Igualmente ha trascendido que los nuevos directivos de la APAFA 2019-2020, tienen serios problemas de comunicación y con el Director Torres Aspilcueta, por mantener una actitud intransigente frente a sus propuestas para realizar mejoras en el colegio donde estudian sus hijos.

Por su parte los docentes hace tiempo vienen exigiendo al Director Dani Torres rinda cuentas de los ingresos propios que genera la institución educativa. Esta situación estaría llegando a extremos que pone en riesgo el rompimiento de las relaciones humanas.

Nuevo director

Un grave problema que debe atender el reciente juramentado Director Regional de Educación Carlos Medina Siguas, toda vez que el malestar de la comunidad educativa se viene generalizando, al punto que algunos padres exigen una investigación a profundidad para esclarecer las razones del por qué no se retira el inestable reservorio y otros problemas internos, que se estaría suscitando bajo la gestión director Dani Torres Aspilcueta.