Gobernadores del sur exigen al Gobierno solución a problemas mineros

Los problemas mineros existentes en la macroregión sur preocupan a los gobernadores de esta parte del país y ante ello decidieron reunirse en Cusco y dar lectura a un pronunciamiento, que fue escuchado por el presidente de la República, Martín Vizcarra, a quien exhortaron iniciar el diálogo en busca de la paz social.

Hasta la Ciudad Imperial llegaron los gobernadores de Arequipa, Elmer Cáceres Llica; Tacna, Juan Tonconi; y Madre de Dios, Luis Guillermo Hidalgo; para reunirse con su par de Cusco, Jean Paul Benavente. Las cuatro autoridades emitieron un pronunciamiento avalado por sus pares de Puno, Apurímac, Ica y Moquegua.

“El sur habla fuerte y claro y demuestra unidad para defender los derechos del pueblo”, sostuvo al respecto Benavente, en la explanada del majestuoso Koricancha.

Antes del enérgico pronunciamiento, dirigido a Martín Vizcarrra, donde básicamente piden una Nueva Ley de Minería, Juan Tonconi y Elmer Cáceres Llica recordaron que en los últimos días en el sur del país se han puesto en evidencia una serie de conflictos vinculados a empresas y proyectos mineros.

Conflictos mineros

Si bien uno de los principales conflictos es el desatado a raíz del proyecto cuprífero Tía María, registrado en el valle de Tambo, en la provincia arequipeña de Islay; en Moquegua también hay un problema con el proyecto Quellaveco de la minera Anglo American. Cientos han salido a marchar.

Y lo mismo ha ocurrido en Candarave de la región Tacna, donde la población quiere que se le revoque a la minera Southern Cooper -la misma que busca sacar adelante el proyecto Tía María- la licencia de agua. Y en las últimas horas, la población de la provincia de Melgar, en Puno, acata un paro indefinido contra la minera Aruntani, acusada de contaminar las aguas de la cuenca de Llallimayo.

Pronunciamiento

Con todos estos antecedentes y aludiendo a otros conflictos como el de Las Bambas (Apurímac), los titulares de los gobiernos regionales del sur, en su pronunciamiento consideran que es necesaria una Nueva Ley de Minería que considere el permiso ambiental, impuestos debidamente establecidos, canon y sobre canon que beneficien al pueblo, entre otras consideraciones.

Consideran que la norma vigente atenta contra todo derecho y beneficia solo a las transnacionales.

Punto uno: Promover el desarrollo económico, social y ambiental en nuestras regiones, a través de la inversión privada responsable, que genere oportunidades para todos, priorizando el empleo regional y nacional.

Punto dos: Impulsar una reforma de la Ley de la Minería en el Perú que incorpore los siguientes aspectos: la consulta previa, impactos socio ambientales que respeten otras actividades económicas, sociales, turísticos y culturales de los pueblos, mejoramiento de la estructura tributaria y de los recursos, haciendo que el Estado y las comunidades sean accionistas e implementar fondos de compensación para el desarrollo de los pueblos.

Punto tres: piden impulsar un proceso de descentralización fiscal efectiva incrementando los recursos presupuestales de gasto corriente y de canon para las regiones.

Fuente: La República