Puno: Autoridades y población exigen solución a la problemática de contaminación de la cuenca Llallimayo

En las instalaciones del auditorio de la Municipalidad Distrital de Umachiri (Melgar – Puno), se reunieron autoridades locales para manifestar su preocupación respecto a la problemática de la contaminación de la cuenca Llallimayo, el cual es ocasionado por la empresa minera Aruntani SAC.

La mesa de trabajo, también está integrada por el gobierno nacional, que en esta ocasión desairó a las autoridades y a la población con su inasistencia.

En la reunión acordaron ratificar la aprobación del plan de acción presentado el año 2018 por el equipo técnico, las municipalidades distritales de Cupi, Llalli, Umachiri, Ayaviri y la sociedad civil.

Los pobladores manifestaron que el plan debe ser implementado y de no ser así, amenazaron con iniciar huelga indefinida a partir del 22 de julio de 2019.

 

Antecedentes.

El informe 077-2017 de OEFA, confirmó la existencia de la contaminación minera causada por las operaciones mineras de Aruntani, ya que las aguas contaminadas provienen del botadero “Yesica”, donde se encontró afloramiento de agua subterránea ácida con altas concentraciones de aluminio, cobalto, cobre, hierro y manganeso.

El río Hatun Ayllo, cabecera de la cuenca del río Llallimayo, muestra una coloración extraña desde hace tiempo. La población señala que este cambio se debe a los relaves mineros.

En mayo de 2017, OEFA emite el informe 054-2017-OEFA, con resultados de concentración de aluminio, cadmio, cobalto, cobre, hierro, manganeso en incremento.

Asimismo, la OEFA mediante el informe N°077, aclaró que dicho incremento está asociado a las actividades mineras desarrolladas por la empresa minera Arasi, operada por Aruntani.