Segundo Juzgado Unipersonal Condenan a policía y serenos por lesiones graves a intervenido

El titular del Segundo Juzgado Unipersonal Penal de Chiclayo, Julio Gamarra Luna Victoria, condenó a un policía y dos miembros de la Unidad de Serenazgo del distrito La Victoria por los delitos de lesiones graves y abuso de autoridad.
La pena impuesta por el juez fue de cinco años y nueve meses de cárcel de manera efectiva para el suboficial Miller Cubas Abanto y el sereno José Herrera Suxe. En tanto, para Santiago Acuña Mego se ordenó cuatro años y siete meses, siendo este fallo acumulable por la sentencia que tiene por robo. Además, tendrán que pagar S/ 3400 por concepto de reparación civil a favor del agraviado Germán Sánchez Delgado.
El magistrado precisó en su adelanto de fallo que el reconocimiento médico legal, la narración de los hechos, declaración de testigos y el careo entre la víctima (de forma coherente y continúa) y los acusados (sin absolver claramente la acusación) acreditaron en juicio que los ahora sentenciados cometieron acciones que ocasionó una fractura del brazo del denunciante.
La madrugada del 25 de diciembre de 2014, en circunstancias que el agraviado Germán Sánchez Delgado se encontraba acompañado de su sobrino Deyber Córdova Espinoza en la intersección de las calles La Quilla y Gran Chimú del distrito La Victoria, fueron intervenidos por el policía y los serenos, quienes les revisaron sus pertenencias.
So pretexto de una plena identificación, los mencionados imputados subieron a un vehículo de Serenazgo a Sánchez y Córdova para trasladarlos a la comisaría. En el trayecto, se desviaron de la ruta para para llegar a un dren en Chacupe Alto, siendo zona desolada y oscura, para golpearlos y rosearles una sustancia en los ojos bajo razón de supuesta respuesta a insultos que sufrieron los denunciados.
Según el Ministerio Público, los agraviados no solo fueron privados arbitrariamente de su libertad, ya que habiéndose identificado plenamente con sus respectivos documentos de identidad en el lugar de los hechos. Por el contrario, fueron puestos a disposición en la comisaría solo para control de identidad y no por el presunto delito de desobediencia y resistencia a la autoridad, sino que además fueron maltratados físicamente en el caso de Sánchez Delgado, quien resultó como golpes en el maxilar y fractura en el radio. En tanto, Córdova Espinoza sufrió roses superficiales.