Cusco: Colectivos brindan charlas a escolares y les dan alternativas para evitar embarazos no deseados y ETS

El colectivo ‘Niñas, no madres’ que agrupa a varias organizaciones sociales y juveniles, se reunieron en la Plaza San Francisco de la ciudad del Cusco, donde buscaron evidenciar la problemática de los altos índices de violencia y abuso sexual, embarazos no deseados y maternidades forzadas en niñas y adolescentes en esta región.

Shirley Palomino, vocera de colectivo, aseguró que la concentración busca desarrollar sesiones informativas que aclaren cuáles son los pasos a seguir ante situaciones de violencia sexual. ‘Les damos las alternativas para acceder a los servicios de salud y contar con la anticoncepción oral de emergencia, el kit básico para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual’.

Agregó que esta situación repercute directamente en la salud física y mental de las víctimas. Así como en sus oportunidades de desarrollo personal, condenándoles a un ciclo de pobreza perniciosa del cual les resultará imposible salir. ‘Eso nos preocupa enormemente’, añadió.

Las cifras de Cusco

Un promedio de 350 niñas de 12 a 14 años, según el Censo realizado el 2017 en Cusco, fueron madres por primera vez.

En Perú, cada día, 4 adolescentes de 15 años quedan embarazadas. En el Cusco, desde hace más de diez años, la tasa de embarazos se mantiene en 9%. Según el Ministerio Público, 7 de cada 10 víctimas de violación sexual son menores de edad, 6 de estas menores fueron violadas en su propia casa por un familiar o conocido.

‘El embarazo en niñas y adolescentes ha sido y es una problemática social que aún está presente en nuestra región, la cual limita sus posibilidades de desarrollo y las condena a la pobreza; por lo que, se espera una respuesta oportuna de la población frente a esta situación’, enfatizó.

El colectivo desarrolló muestras de sociodramas, teatro, testimonios con estudiantes de Instituciones Educativas secundarias, además de la caminata rumbo a la Plaza de Armas y retorno a San Francisco con la participación de organizaciones de mujeres y público en general, donde finalizó la acción cívica.