Directores de la FPF se habrían beneficiado con un millón y medio de dólares por la reventa de entradas

El presidente interino de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Agustín Lozano, y dos de sus directores vieron agravarse su situación, luego de un nuevo informe de ‘Cuarto Poder’, sobre el caso de la reventa de entradas de los partidos de la Selección Peruana.

Según la investigación que realizó la propia FPF al
sospechar de este ilegal acto, en escena ingresan nuevos personajes, en este
caso dos directores de la federación, Severo Salazar (ya fallecido)
y Juan Quispe, y dos revendedores, Vicente Campos Rivera, ‘Narizón’;
y Félix Chumbimuni.

Además, vuelve a escena el cuñado de Agustín Lozano, César Herrera Murillos, a
quien se aprecia recogiendo cerca de 430 entradas corporativas, de las cuales
40 eran de cortesía. Este mismo personaje apareció en el reportaje anterior,
también recogiendo entradas.

Todo esto haría indicar que se trataría de una
organización dentro de la propia FPF para la reventa de entradas de los
partidos de la Selección Peruana. Es decir, no habría sido una actividad
eventual, sino una práctica sistemática. La investigación corresponde a
los partidos que la bicolor jugó contra Colombia, por la fecha final de las
Eliminatorias y el encuentro contra Escocia, que sirvió de despedida a nuestra
selección que partía al Mundial Rusia 2018.

En el caso del revendedor Félix Chumbimuni, a quien
se le hizo seguimiento con cámara de video, se le aprecia claramente señalando
que las entradas que vende en el mercado negro pertenecen a los directores de
la FPF.

De otro lado, el 18 de enero de este año, Juan
Matute, secretario general de la FPF, le envía un correo electrónico a Lozano donde
le indica que hay una investigación en ciernes por parte de la secretaría de
ética de la Conmebol y le remite esta carta. Con esto, quedaría totalmente
demostrado que Agustín Lozano sí
conocía de la investigación.

Se
cree que cerca de 6,500 boletos del partido Perú vs. Colombia, jugado en
octubre de 2017 en el Estadio Nacional, terminaron en manos de directivos,
funcionarios e invitados de la FPF.

El periodista Umberto Jara señaló que se trata de un
tema bastante grave, más cuando la propia FPF inició una campaña en contra de
la reventa de entradas, aplicando exigentes medidas para la venta de boletos a
los hinchas.

“Eso es muy grave porque 6,500 entradas de
cortesía son toda la tribuna oriente del Estadio Nacional, entonces, cómo es
que van a dar toda una tribuna de cortesía para estos señores. Quiere decir que
el hincha no podía asistir. Esas entradas de cortesía han salido a costo cero,
todo es ganancia, pero hay una cosa que agrava esta situación, la FPF sacó un
comunicado donde dice que van a minimizar la reventa, en ese comunicado se dijo
que solo a través de la web de Teleticket se podía comprar y solo dos por
persona, pero luego de este comunicado los directores se llevan 6,500 entradas
para la reventa”, expresó Jara en ‘Cuarto Poder’.

“Hay indicios de que podríamos estar ante una
situación de lavado de activos, porque si estamos hablando que en el Perú vs.
Uruguay hubo 4,287 entradas de cortesía y en el Perú vs. Colombia hubo 6,500
entradas, entonces el dinero que provino de la reventa, ¿dónde fue? Si ese
dinero no está declarado ni acreditado, existe la presunción de lavado de
activos”, precisó.

Según Jara, el monto total en dinero que se habría
obtenido por la reventa de entradas sería de un millón y medio de dólares.

Fuente:
Diario Gestión