Situación de albergue para mujeres en Ica es calamitosa.

Con indiferencia las autoridades de Ica, vienen demostrando el poco interés por erradicar la violencia hacia la mujer, su inercia demuestra la incapacidad de gestión o simplemente la prevalencia de una cultura machista. Las recientes tentativas de feminicidios, una vez más pone en la agenda pública la urgente construcción de una Casa de Refugio Temporal, para mujeres víctimas de violencia, tal como lo manda el artículo 27 de la Ley 30364, Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar.

Hace diez años aproximadamente, una ONG construyo una Casa Refugio para Mujeres Violentadas”, que ya no existe. Según voceros de la Beneficencia, este ambiente estuvo funcionando por un determinado periodo, sin embargo, como no eran frecuentes la derivación de casos, fue dejando de funcionar. La única víctima que permanece desde hace 7 meses comparte un ambiente con los adultos mayores que a un costado tienen su propio albergue.

El 21 de octubre del 2014, este albergue, fue reinaugurado con bombos y platillos, según señala la información “Gracias al convenio tripartito entre la ONG Tierra y ser, el Patronato de Ica y la Sociedad de la Beneficencia Pública de Ica, pero igual no funcionó

El Defensor del Pueblo de Ica,  Jorge Hernández Velarde, ha revelado que en la actualidad este albergue se encuentra abandonado y no cuenta con las condiciones mínimas para albergar a las mujeres víctimas de violencia. Información alcanzada a esta redacción precisa que el local no cuenta con los servicios básicos necesarios, los enceres están en estado calamitoso.

Ante esta lamentable realidad e incumplimiento de la Ley, se espera que las autoridades sobre todo a nivel local y regional, cumplan con la Ley y se construya una Casa de Refugio Temporal para mujeres víctimas, que sea sostenible. Ahora nos toca hacer visible esta indiferencia, sensibilizar a la ciudadanía. La alcaldesa de Ica Emma Mejía, ha expresado su respaldo a las mujeres iqueñas, mientras que, al Gobernador Regional Javier Gallegos, aún no se le escucha hablar del tema.