Dan a conocer Arroz Fortificado para combatir la anemia en la región Lambayeque

El Ministerio de Salud, a través de la Gerencia Regional de Salud Lambayeque y con el apoyo del Colegio Departamental de Periodistas de Lambayeque, realizaron taller para periodistas denominado “Arroz fortificado, juntos contra la anemia”; con el fin de dar a conocer las bondades de este nuevo producto como una estrategia para reducir la anemia a nivel nacional.

El arroz es el cereal más consumido en el Perú, estimando un consumo por día de 140 gramos de arroz por persona adulta y 36 gramos para niños de 12 a 36 meses de edad. La fórmula del arroz fortificado ha sido elaborado por el Centro Nacional de Alimentación y Nutrición y consiste en diez micronutrientes como vitamina A, B1, B3, B6, B12, D, E, ácido fólico, hierro y zinc.

Según indicó el Gerente Regional de Salud de Lambayeque, Dr. Pedro Cruzado Puente, esta importante iniciativa permitirá contribuir en la reducción de la anemia en los infantes de la región, la misma, que bordea el 37.6 %. También, indicó que los padres de familia deben tomar conciencia sobre esta enfermedad y lleven a sus niños periódicamente a cualquier establecimiento de salud.

En otro momento, la Coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Alimentación y Nutrición Saludable del Minsa, Lic. Julie Mariaca Oblitas, mencionó que la anemia es un problema que afecta al 43.6 % de niños menores de tres años a nivel nacional. A través de esta estrategia del arroz fortificado, se podrá potencia la alimentación de los niños acompañado de un adecuado control por parte del personal de salud.

Según manifestaron los funcionarios del Minsa, ha sido aprobado recientemente la ficha técnica para la fortificación del arroz, que define los niveles de nutrientes que debe llevar un kilo de arroz listo para el consumo de la familia. También, aclaró que una vez aprobada esta estrategia como política pública de salud, esta producto se podrá adquirir al mismo precio que el arroz normal.

Esta estrategia de alto impacto y bajo costo, formará parte de las estrategiaspara combatir dicha enfermedad a nivel nacional, y de esta manera, disminuir el deficiente consumo de hierro y micronutrientes, con daños funcionales en la población, tales como el retraso en el desarrollo cognitivo, disminución de la capacidad para el trabajo físico y menor productividad en el adulto.