Comunidad San Juan Bautista denuncia reinicio de Proyecto Minero Cañariaco

A más de cuatro años, Cañaris sigue siendo uno de los pueblos más pobres del país, ubicándose en el V quintil. Las obras no se hicieron realidad, las promesas de las autoridades nacionales y regionales solo quedaron en palabras.

Un comunicado de la empresa Candente Copper emitido el 12 de octubre del año en curso, en el que informa sobre la actualización del permiso para retomar los trabajos de perforación en el proyecto Cañarico, en razón a los cambios de las regulaciones gubernamentales, encendió las alarmas en la comunidad campesina San Juan Bautista de Cañaris.

Por ello su presidente Hermógenes Tantarico sostuvo que no solo forman parte de los peruanos olvidados, sino también ahora deben afrontar una posible actividad minera.
“Se realizan reuniones con los comuneros para tomar una decisión en consenso. Somos defensores de la ley y del medio ambiente. Todo indica que ratificaremos el no a la exploración minera, el que se impuso en la asamblea popular del 30 de setiembre de 2012”, señaló el dirigente.

La normativa vigente que incluye el D.L. 194 que otorga a los certificados ambientales una validez de hasta cinco años impulsó a la empresa minera a iniciar los trámites para reiniciar sus actividades en un cronograma menor de tiempo.

Finalmente Hermógenes Tantarico recordó que ni el Gobierno ni Candente Copper tomaron en cuenta la consulta previa de una comunidad cuya lengua es el quechua. “Se tiene que respetar la voluntad popular”,afirmo Tantarico.