Municipio Chiclayano firma ordenanza para regular el uso de las trampas grasa en locales comerciales

El alcalde provincial David Cornejo Chinguel firmó la ordenanza municipal y el marco normativo que fue elaborado por un equipo técnico conformado por el Centro Metropolitano, Sanidad, Desarrollo Urbano y Fiscalización para regular el uso de las trampas grasa en los locales comerciales de la ciudad, sobre todo, los restaurantes, donde exista el peligro que ocurran atoros y aniegos del desagüe.

Se trata de la Ordenanza Municipal 006-2018-MPCH/A, que como se sabe fue aprobada por unanimidad en sesión ordinaria de Concejo del 28 de marzo de este año, con el informe favorable de la Gerencia de Asesoría Jurídica de la Comuna provincial, estableciendo la obligatoriedad de los establecimientos comerciales del distrito de contar con trampas grasa.

Las tapas grasa son dispositivos que se deben instalar entre las líneas del desagüe del punto generador del residuo líquido y las alcantarillas que permitan la separación y recolección de grasas y aceites del agua y evitar que estos materiales ingresen a la red de alcantarillado público, causando atoros y aniegos con el malestar para la población.

Están comprendidos en la ordenanza los mercados, camales, centros de procesamiento de productos agropecuarios primarios y piensos, centros comerciales, restaurantes, bares, confiterías, panaderías, cocinas de hoteles, hospitales, clínicas y similares, donde existe el peligro de introducir grasa en cantidad suficiente afectando el buen funcionamiento del sistema de desagüe.

También están incluidas las veterinarias, peluquerías, estaciones de servicios, talleres de mecánica de vehículos motorizados y no motorizados y otros edificios donde exista el riesgo de introducir diferentes tipos de sustancias, aceites, lubricantes al sistema de aguas residuales, ya sean en forma accidental o voluntaria.