Candidato a la Alcaldía de Chiclayo Marco Gasco presenta 4 denuncias por Violencia Familiar

Marco Antonio Gasco Arrobas, candidato del partido Podemos Perú aspira a ser el próximo alcalde de la provincia de Chiclayo, más allá de la sonrisa que muestra a sus simpatizantes o electores en cada caravana proselitista que realiza a diario, sobre su conciencia y en secreto ha venido arrastrando un historial de antecedentes policiales que pondrían en duda su perfil de ser humano y ciudadano que merezca acceder al sillón edil de la Capital de la Amistad.

Registro de incidencias de la Policía Nacional revela que la madre de su hija, en los últimos 8 años lo ha venido denunciando por violencia física y maltrato psicológico. A pesar de la existencia de los partes u ocurrencias policiales, que incluyen hasta abandono de hogar, el candidato a la alcaldía de Chiclayo por Podemos Perú desmintió los hechos.

Según el sistema de incidencias de la Policía Nacional, el pasado 16 de julio del 2010, Lyda Elisa Vargas Loayza denunció en la dependencia policial de Monterrico  Surco (Lima) a Marcos Gasco por violencia familiar.

De acuerdo a los hechos narrados por Vargas Loayza, aquel día en horas de la madrugada, ella se encontraba durmiendo con su menor hija y siendo aproximadamente las 3:30 am, el candidato a la alcaldía de Chiclayo llegó a la vivienda ubicada en la calle Maizal N° 182 – Monterrico en el distrito de Santiago de Surco – Lima.

Asegura que bajo los efectos del alcohol, Gasco ingresó a la habitación y empezó a hacer ruido, propiciando que su hija se despertara y entre sueños le pidió a su padre que no hiciera bulla, pero este – según se registró en la denuncia – le respondió con una palabra grosera que se callara. Esto motivó a Lyda Elisa Vargas Loayza, junto a su pequeña, a trasladarse a otra habitación de la casa; sin embargo, el candidato de Podemos Perú las siguió hasta el otro cuarto y agresivamente le pidió a su pareja que abriera la puerta. Ante la insistencia, al momento de ceder a la presión, Vargas Loayza narra que Marcos Gasco le torció el brazo y la empujó contra la pared, ocasionándole lesiones en la mano e impidiéndole que pueda desempeñarse en su centro de labores (Clínica Oftálmica).

Según la denuncia N° 4674427, del 26 de noviembre del 2014, su entonces pareja sentimental acudió una vez más ante la dependencia policial en Lima para registrar una ocurrencia por abandono de hogar; sin embargo, un mes después de la reconciliación, Lyda Vargas volvió a presentar otra denuncia – el 23 de diciembre del 2014 – en contra el candidato de Podemos de Perú, también por abandono de hogar.