Ausencia de “tubulares” no altero flujo de turista al oasis y balneario de Huacachina – Ica

Aprovechando el feriado largo, el último fin de semana miles de turistas arribaron a la ciudad de Ica. Un hermoso lugar obligado a visitar por los turistas indudablemente fue la legendaria Laguna de Huacachina. Igualmente, después de varios años las familias iqueñas, pudieron disfrutar de la tranquilidad y encanto del Oasis de América, sin el temor a ser atropellados por los ruidosos “tubulares”, que se habían apoderado de las dunas entorno a la laguna.

Ante los recientes hechos ocurridos en el desierto iqueño, donde perdiera la vida un turista alemán al volcarse el vehículo “tubular” donde paseaba y resultaran varios heridos de gravedad, las autoridades decidieron suspender temporalmente, la presencia de estos vehículos; sin embargo, el viernes 30 de agosto, los propietarios, conductores y jaladores de este informal “servicio turístico”, tomaron la única vía que conduce al balneario, impidiendo por más de dos horas el acceso de autos y vehículos particulares, más no de los visitantes, ya que, pese al abrazador sol iqueño, se dirigieron a pie a disfrutar del atractivo turístico.

La ruta fue despejada luego de la presencia policial. La “protesta” no logro acuerdos y el rechazo a la presencia de dichos vehículos en la zona, ha sido mayoritaria. La medida devuelve la tranquilidad y seguridad a los visitantes. Aunque las autoridades, al parecer no se ponen de acuerdo, por el contrario, se disputan haber “recuperado” aunque sea momentáneamente la tranquilidad en Huacachina. Por un lado, el Gobernador regional Fernando Cillóniz, se atribuye un “gran logro de su gestión”, su Director Regional de Turismo Alan Watkin, ha dicho que es responsabilidad del Gobierno Local y que “no está prohibido que los tubulares circulen por Huacachina”, dejando abierta la posibilidad que los informales regresen para hacer de las suyas. En los últimos años la presencia de estos vehículos areneros, han alterado el paisaje y depredado las dunas.

Mientras tanto, el Gobierno local, viene demostrando incapacidad para enfrentar y dar solución a los diversos problemas que se presentan en el Balneario. El servicio informal de “tubulares” que no está reglamentado, ni la determinación de las rutas para que no se atente contra el atractivo turístico, son muestra de ello.

Por su parte, Francisco Massa Pardo, del Comité de Gestión “Salvemos Huacachina”, ha exigido a las autoridades un reordenamiento del servicio de “tubulares”, así como la construcción de un “duna puerto” para el embarque y desembarque de turistas y que se designe una ruta de ingreso al desierto lejos del balneario, definiendo el recorrido y los horarios, además del control y supervisión para garantizar la seguridad de los visitantes. Consultando a operadores de turismo, aseguran que la ausencia de “tubulares” no altero el flujo de turistas a la cálida ciudad de Ica.

Por: Martin Flores Parvina

Fotos: Pancho Massa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.