El carnaval abanquino está de luto

El embajador del carnaval abanquino Claudio Garfias “El sureñito” dejó de existir en la ciudad del Cusco ayer lunes en horas de la tarde. El reconocido músico enfrentaba una enfermedad que lo obligaba a realizarse chequeos permanentes.

 “El sureñito” fue reconocido por el Congreso de la República  beneficiándose con una pensión de gracia que apenas pudo disfrutar. Por su entrega en la promoción de la identidad y el desarrollo cultural de Apurímac, en mayo del 2017, “El sureñito” fue reconocido por el ministro de Cultura, Salvador del Solar,  junto a otros cultores de la música folklórica.

Claudio Garfias hizo vibrar a varias generaciones de apurimeños con las letras de sus canciones y que matizaban con el Carnaval Abanquino, declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura.

Claudio Garfias ya no estará físicamente pero su inspiración musical seguirá alegrando las fiestas de los pueblos de Apurímac, sus composiciones: “Verde romerito”, “Abancaycito”, “Achanjaracchay”, “Tintichay”, “Abran camino”, “Chayraccmi”, “Arbolito de manzano”, entre otros temas más. Se  intuye que el sepelio será un acto de homenaje multitudinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.