La protesta en Cusco fue multitudinaria y creativa

La alegoría de una rata gigante izada en el mástil de la Corte Superior de Justicia de Cusco describía la corrupción puesta al descubierto en el aparato judicial. Demostraba también la indignación de la multitud de cusqueños que rodeó el local de la Corte Superior de la avenida El Sol, en una masiva protesta que empezó a las diez de la mañana y concluyó pasadas las dos de la tarde.

Más de diez mil cusqueños tomaron las calles con marchas que tuvieron como punto de encuentro la sede judicial. La Federación Departamental de Trabajadores de Cusco (FDTC) marchó con una bandera que tenía un crespón negro en el medio, mientras que un ciudadano hizo enarbolar una bandera peruana pero de color negra.

Una intensa e inusual lluvia obligó por algunos minutos a la multitud a guarecerse en los portales de la Plaza Mayor donde siguieron las arengas. No obstante, estudiantes y obreros continuaron con la marcha en la Ciudad Imperial.

Cuando los estudiantes universitarios quisieron quemar la rata de cartón izada más temprano en la Corte Superior. La Policía arrebató la alegoría y la resguardó dentro de la sede judicial. “La rata en su casa” gritaron los estudiantes.

Es posible que en los siguientes días haya nuevas movilizaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.