A pesar de Campaña para prevenir el dengue la población insensible siguen acumulando basura

Más de 30 toneladas de desechos y  basura que constituían criaderos de zancudos  fueron eliminados en la campaña  para prevenir el dengue,  queriendo  resguardar  la salud de la población y de los visitantes en la próxima llegada del Papa Francisco;  situación que se hace difícil porque población insensibles  siguen acumulando  basura o  inservibles, a pesar de la intensa campaña de sensibilización por diversos medios,  existiendo casos de  negarse a  abrir sus puertas al personal encargada de la  fumigación.

Ante esta situación, los vecinos de Barrio Nuevo están proponiendo a la DIRESA y miembros del COMUSAL actuar de acuerdo a ley, porque su indiferencia y negativa atentan contra la salud de las personas, señalan además que todos los vecinos deben participar en estas campañas, porque son muchos los canchones y chiqueros que constituyen potenciales criaderos de zancudos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.