Nuevo feminicidio en la región: inquilino mata a golpes a sexagenaria

Otra mujer fue asesinada de forma violenta y con ella suman siete las que han perdido la vida a manos de hombres agresivos en lo que va del año, en Chiclayo. En cinco de dichos casos, el delito fue tipificado como feminicidio.

En este nuevo crimen, se trata de Ludubina Linares Tauma (66), quien al promediar las 10 de la noche del último jueves, fue golpeada salvajemente en la cabeza y diversas partes del cuerpo, al parecer por uno de sus inquilinos identificado como Pablo Alvinez Nima, el mismo que habría intentado abusar sexualmente de ella.

De acuerdo al reporte policial, esto sucedió en la casa ubicada en la manzana “F” lote 4 del pueblo joven Santo Toribio de Mogrovejo en Chiclayo. Fue otro inquilino quien alertó a los efectivos del orden, tras hallar gravemente herida, semidesnuda y tirada sobre las escaleras a la propietaria de la vivienda. También avisó a los familiares, los mismos que, al llegar, trasladaron en un taxi particular a Linares Tauma hasta el área de Emergencia del Hospital Regional de Lambayeque, pero lamentablemente falleció a las 11:45 de la noche, siendo su diagnóstico el de traumatismo encéfalo craneano (TEC) severo.

La Policía, al presentarse en el domicilio, encontró al sospechoso Alvinez Nima, quien presentaba manchas de sangre en la mano izquierda, un rasguño en la cara, así como visibles síntomas de ebriedad y aliento alcohólico, por lo cual fue detenido de forma inmediata y trasladado hasta la sección de Homicidios de la División de Investigación Criminal (Divincri).

Mientras tanto, Hambel Lara Paisig (24) declaró ante los investigadores que él escuchó los golpes y quejidos de una persona en la sala del primer piso y es por ello que, al bajar, se encontró con el horrendo cuadro de sangre, tras lo cual pidió apoyo policial. Por su parte, los familiares de la occisa exigen que se haga justicia y que el responsable sea condenado a la pena máxima de cárcel, es decir, cadena perpetua.

Cabe recordar que, en lo que va del año, se han registrado cinco feminicidios, cuyos implicados afortunadamente están purgando prisiones preventivas.

El 26 de febrero, la joven estilista Violeta Ramos Rojas (28) fue hallada muerta en su casa ubicada en la intersección de las avenidas Los Andes e Imperio del distrito de La Victoria.

Mediante las investigaciones, se determinó que fue golpeada cruelmente por parte de su pareja Omar Moncayo Bustamante. Él fue capturado en Lima siete meses después de haber perpetrado el crimen.

El dos de junio, Jhonny Carlos Chozo Neyra (40) asesinó cruelmente a su expareja, Flor Janeth Calderón Chávez (30), así como a sus hijos de tres y cinco años de edad, hecho que se registró en su vivienda ubicada en la calle Machu Picchu 1182, también del distrito de La Victoria, lugar donde los acuchilló y posteriormente escondió los cadáveres en un tanque elevado.

De la misma forma, los primeros días de julio, Karina Rabanal Senmache (33) fue hallada enterrada en el interior de una casa ubicada en el distrito de Reque, propiedad de su expareja sentimental, Luis Valladares Vidarte.

Mientras tanto, el 6 de agosto, Katherine Guerrero Dávila (22) corrió la misma suerte que las anteriores mujeres. Ella fue acuchillada por su exconviviente y padre de su pequeña hija, a quien este también habría matado por asfixia. Se trata de Anthony Javier Herrera Bernilla (25), quien luego de acuchillar a la joven quiso quitarse la vida, pero no lo logró.

Finalmente, la madrugada del 21 de septiembre, el policía Fidel Coronado Barturén (27) estranguló a su expareja y madre de su hijito de apenas un año de edad, Gianelly Katherine Coronado Rojas. El crimen fue en su domicilio de la urbanización Teresa de Calcuta en La Victoria.

Por último, el 16 de septiembre, acribillaron de 11 balazos a Anita Rivas de Gonzales (62) en medio de una disputa por terrenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.