Policía se subió a campanario de iglesia para protestar contra el Ministerio del Interior

Un suboficial de la PNP Chiclayo se subió al campanario de la parroquia Santa Ana del distrito de Tumán, a fin de protestar contra la gestión de Carlos Basombrío, ministro del Interior y la problemática de la azucarera Tumán.

En su cuarto día de protestas y enfrentamientos en la ciudad, un suboficial de la PNP se subió al campanario de la parroquia Santa Ana del distrito de Tumán, y se mantuvo en el lugar por cerca de tres horas. El agente policial rechaza la gestión de Carlos Basombrío, ministro del Interior y la problemática de la azucarera.

El policía, identificado como José Luis Torres Castro, indicó que a los agentes se les está obligando a actuar con violencia en la localidad, a raíz del conflicto por la administración de la empresa azucarera. Justamente, por este problema Tumán fue declarado en estado de emergencia por el Ejecutivo.

Provisto de un un cartel que decía “Basombrío: a la Policía Nacional se le respeta y Tumán dignidad”, el oficial estuvo por tres horas en el campanario de dicha parroquia. Posteriormente el oficial con su respectivo uniforme, bajó voluntariamente del campanario y sostuvo que asumirá las consecuencias de este acto de rebeldía.

El jefe de la Región Policial Lambayeque, coronel PNP Rubén Jerí Juscamaita, indicó que el suboficial protagonista de la inusual protesta en Tumán, será sometido un proceso disciplinario por su acto de rebeldía. El coronel sostuvo que Inspectoría de la Policía realiza las investigaciones del caso, para ver qué acciones disciplinarias se aplicarán en contra del agente.

Integrantes del Fuero Militar Policial llegaron hasta la vivienda del oficial ubicada en la cuadra tres de la avenida El trabajo en Tumán, para intervenirlo. Indicaron que el agente sostuvo que debido al estado de emergencia decretado por el Ejecutivo en la localidad, se les está obligando a actuar con violencia. Asimismo, que se pondrá a derecho y asumirá las consecuencias de sus actos.

Terminada la protesta del agente policial, un grupo de pobladores y trabajadores de la empresa agro industrial Tumán se enfrentaron a la Policía en los exteriores de la parroquia Santa Ana, exigiendo la instalación de la administración Rioja- Martínez.

Los agentes tuvieron que hacer uso de gases lacrimógenos y tiros al aire para dispersar a los manifestantes quienes respondieron arrojando piedras. Producto del enfrentamiento una mujer y dos varones quedaron detenidos y fueron trasladados hasta las instalaciones de Seguridad del Estado de Chiclayo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.