Cinco ex servidores del Gobierno Regional Ayacucho sentenciados por delitos de corrupción de funcionarios

Wilman Gárate Meléndez, César Valerio Ochatoma Paravicino y Carlos Edwin Zevallos Soldevilla,  fueron condenados a seis años de prisión efectiva,  como coautores del delito contra la administración pública, en la modalidad de colusión, en agravio del Estado – Gobierno Regional de Ayacucho (GRA); del mismo modo, para Rufino Rodolfo Reyes Ruiz, en calidad de cómplice primario.

Asimismo, Eduard Efraín De La Torre Moreno y José Moisés Vila Valenzuela, fueron sentenciados a tres años de pena privativa de la libertad, con ejecución suspendida por el periodo de dos años, debiendo seguir reglas de conducta establecida para estos casos.

El fiscal especializado en delitos de corrupción de funcionarios de Ayacucho, Cruyff Ither Martínez Quispe,  sustentó las denuncias logrando las sentencias judiciales señaladas.

Los hechos se remontan a 2011, cuando De La Torre Moreno, Gárate Meléndez y Vila Valenzuela como miembros del comité especial, tenían la responsabilidad de realizar la selección en el concurso público 01-2010-GRA.

En dicho proceso, Wilman Gárate Meléndez (director de la Oficina de Abastecimiento y Patrimonio Fiscal), César Valerio Ochatoma Paravicino (coordinador administrativo de Fideicomiso) y Carlos Edwin Zevallos Soldevilla (director de la Oficina Sub Regional de Cangallo) concertaron con Rufino Rodolfo Reyes Ruiz (representante del Consorcio Ayacucho) a fin de darle la buena pro y autorizar el pago de un millón ciento ocho mil soles por concepto de adelanto directo (20% por mano de obra y 40% por materiales) pese a que dicho desembolso no estaba contemplado en las bases ni en el contrato de la obra.

El entonces director de la Oficina Sub Regional de Cangallo pagó la orden de servicio sin que esta se encuentre firmada por el residente del proyecto, favoreciendo  al  Consorcio Ayacucho.  Además,  se descubrió que este proveedor presentó las cartas fianzas N° 086961 y N° 086964,  documentos que supuestamente habían sido emitidos por el Interbank resultaron falsos.

La entidad financiera informó que no emitió dichas cartas ni tampoco sus renovaciones,  pese a ello, Zevallos Soldevilla dispuso que se giren los cheques N° 5873253 y 58763260 por el rubro de adelanto directo.

Los condenados deberán abonar en total, cuatrocientos mil soles por reparación civil a favor de la parte agraviada en un periodo de seis meses. Fueron inhabilitados para el ejercicio de cualquier cargo público por tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.