Huancavelicanos realizaron tradicional peregrinaje hacia la Cruz en el Cerro Potocci

Una gran multitud de fieles  huancavelicanos marchó en una peregrinación cerro arriba, hasta la cima del Cerro Potocchi, lugar donde se encuentra la Santa imagen del Señor de Potocchi, cerro sagrado ubicado a casi 4 mil metros de altura, vigilante eterno de la ciudad de Huancavelica.

Frente a la imponente imagen,  los creyentes se postran para elevar oraciones, cánticos y esperanza; se realiza la bajada de esta santísima cruz, pero antes la misa colmada de fervor y bendiciones;  un centenar de peregrinos han sido requeridos para conducir esta Cruz cuesta abajo, lugar donde se encuentra el nuevo santuario donde velarán la cruz toda la noche por casi 3 semanas.

Una travesía que va acompañado de un paisaje envidiable y una vista espectacular para quienes logren llegar a lo alto de este cerro, “este fue un buen año, no hubo mucho calor, y la combinación de un viento y llovizna refrescante aligero la subida” nos comentan en el trayecto.

Los waqrapukus que acompañan, dicen quienes conocen la tradición, sirven para dotar de fortaleza a los cargadores de la Cruz, en tanto los pitureros brindan alegría durante la ruta, el albero acompaña brindando hojas de coca y caramelos a los presentes.

Durante la bajada se recrea la corrida de toros con ejemplares artesanales en miniatura hechos con una exquisitez en los detalles y son utilizados para “jugar”, adultos y niños los toman entre sus manos para perseguir a distraídos fieles o simplemente para quienes se contagian de las tradiciones taurinas.

Una costumbre colmada de devoción y agradecimiento a la Cruz más grande de la ciudad de Huancavelica, previo a la fiesta de las cruces de mayo, la más grande de la “Villa de Oropesa”, nombre de antaño de esta hermosa ciudad.

En plena misa se inició una ligera llovizna pero que no intimidó a los fieles, a los pocos minutos se volvió a sentir el calorcito que quema, y para aplacar la sed, un vaso de la original chicha de ccora es la voz; la bajada de la cruz tuvo hasta 4 paraderos, la chicha en bidones esperaba para ir brindando cordialmente a los feligreses que seguían la ruta del peregrinaje.

Al frente de este, se realiza la festividad del Señor de Cruz Pata, habrá ocasión de llegar a esta increíble tradición. Extraordinaria y fabulosa experiencia que todo huancavelicano esta llamado a participar, siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.