Juez mandó a su casa a trabajadora “coimera” del Poder Judicial

  • Magistrado Roger Benites Burgos, ordenó tres años y 9 meses de prisión suspendida, y el pago de 15 mil soles de reparación civil

Tumbes. Otorongo no come a otorongo. El Juzgado de Flagrancia Delictiva de Tumbes, presidido por el juez Roger Benites Burgos, ordenó  tres años y 9 meses de prisión suspendida, y el pago de 15 mil soles de reparación civil  a la trabajadora del Poder Judicial Iris Consuelo Morán Panta (43),  quien fue capturada cuando cobraba una presunta coima a una litigante en el interior de la sede de la Corte Superior de Justicia de Tumbes.

La  audiencia se realizó a las 5 de la tarde de ayer y culminó pasadas las 8 de la noche.  El magistrado también dispuso que Morán Panta sea inhabilitada por un lapso de 10 años  para ejercer cualquier cargo público.

Iris Consuelo Morán Panta ha sido sentenciada por el delito de Corrupción de Funcionarios en la modalidad de tráfico de influencias. Al cierre de esta nota, la mujer abandonó la sede del Poder Judicial y se fue a su casa en compañía de sus familiares.

Este hecho ha causado el malestar de la población, pues en tiempo récord antes que se cumpla en el plazo de investigación de 48 horas por parte del Ministerio Público se realizó la audiencia de Flagrancia. Asimismo, se le acusa a la fiscal del caso de no solicitar la prisión preventiva.

CAPTURA. Al promediar las 4:40 de la tarde Iris Morán Panta fue intervenida por el personal de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, a cargo de la fiscal Claudia Seminario, y la Policía Anticorrupción. La intervención se dio cuando Morán Panta se aprestaba a recibir el dinero en las instalaciones de los servicios higiénicos entregado por María de Jesús Rugel Chumbe (54), a cambio de que supuestamente, se la favoreciera en un proceso seguido por su suegro, identificado como Rufino Ramírez Rueda.

CORTITA

Un caso parecido, fue del  trabajador del Hospital Regional de Tumbes, Edwin Flores Guaylupo (41), jefe de Servicios Generales del Hospital Regional de Tumbes, quien fue detenido por  cobrar una presunta “coima” de 180 soles a un proveedor del establecimiento de salud, para favorecer a una empresa para reparar equipos de refrigeración de su área.

Sin embargo, en este caso la fiscalía solicitó la prisión preventiva de 9 meses, que fue declarada fundada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.