“La Jefa” niega haber negociado obras de la Municipalidad Provincial de Chiclayo

La Fiscalía acusó a Katiuska Del Castillo Muro por el delito de colusión, debido a que habría actuado como intermediaria entre empresarios y funcionarios de la municipalidad de Chiclayo para que “direccionen” la buena pro de obras y reciba a cambio coimas.

Pese a las evidencias, como es: diversa documentación sobre las referidas obras halladas en su usb, llamadas telefónicas con los funcionarios durante los procesos de licitación y la declaración de imputados que la delatan; la pareja del exalcalde Roberto Torres lo niega tajantemente.

“Yo nunca me interesé por las obras, porque no tenía ningún vínculo con la administración pública, menos me he inmiscuido en ella. Los funcionarios que estuvieron en la municipalidad deben decir la verdad y hacerse responsables de las cosas que hacen”, declaró. Cuando se realizó la diligencia de visualización del contenido del usb que se le incautó a Katiuska Del Castillo, ella refirió: “las canciones que me gustan están allí”; sin embragó se encontró documentos referentes a obras.

“Yo no he participado en absoluto (en direccionar obras) y no soy responsable como dice la disposición fiscal. En una oportunidad Roberto Torres le dijo a Segundo Alcántara (subgerente de Logística) que me diera la lista de obras que tenía la municipalidad para promocionarlas en la campaña, ya que como candidato le interesaba saber cuáles son las obras que se habían ejecutado para poder comentarle a los vecinos”, narró.

“La Jefa” alegó que siendo conviviente del exburgomaestre, solo se limitó a ayudarlo en la campaña de reelección; sin embargo, investigados revelaron que ella se encargaba de negociar las obras pequeñas con el propósito de cobrar los diezmos.

“En una oportunidad estábamos en la camioneta, después de haber estado con el alcalde, Katiuska Del Castillo se comunicó vía telefónica con el arquitecto Mendoza Oliden (exgerente de Infraestructura) y le preguntó dónde estaba, le dimos el encuentro, y ella le preguntó si ya tenía los documentos de las obras chicas, refiriéndose a las obras que se hacen en los parques o plataformas deportivas (…) entonces el arquitecto le dio una hoja donde estaba el detalle de las obras, ella lo guardó y le dijo que lo iba a llamar”, reveló el exproveedor José Barrantes. Esta situación la confirmó el mismo exfuncionario Carlos Mendoza al rendir su declaración en la Fiscalía.

“El señor Pedro García Gonzales me entregó la suma de 20,000 soles indicándome que ese dinero correspondía a la obra del parque Comandante FAP – Jorge Lennin Sánchez Pérez. Ese dinero estaba contenido en un sobre sellado dentro de una bolsa. Ese mismo día llamé a la señora Katiuska, quien me dijo que la visitara (…) después de saludarla le entregué de manera personal el dinero aludido tal cual lo recibí”, narró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.