Madre de Dios: Ya toma medidas para enfrentar el cambio climático.

Por Basilia Meza, Puerto Maldonado.

El Centro de Innovación Científica Amazónica ( CINCIA ) presentó la primera Planta de Biocarbón de la región, la segunda con capacidad industrial del país y la quinta del mundo de este tipo, presentación realizada en el marco del “Viernes Científico” promovido por el Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana – IIAP.

Una de las principales revelaciones sobre las bondades del biocarbón, es que la estructura dura y estable del biocarbón permite la retención  a largo plazo del carbono en el suelo, lo que contribuye a la reducción de la concentración atmosférica de dióxido de carbono (gas de efecto invernadero), aliviando el efecto del cambio climático.

La planta instalada en Madre de Dios, consta de un pirolizador diseñado en Australia y manufacturado en el Perú, con una capacidad de producción de hasta 30 kg de biocarbón por hora. El biocarbón se compone principalmente de carbono puro y estable, se obtiene a través de la combustión de cualquier tipo de biomasa seca a alta temperatura, – más de 600 °C – con una cantidad mínima de oxígeno. Este proceso denominado pirolisis permite que la biomasa se someta a una transformación física y química durante la cual se liberan la mayoría de los compuestos orgánicos creando una estructura porosa,  mientras tanto, se transforma físicamente el esqueleto de carbono en un material muy estable.

El biocarbón por su porosidad extrema actúa como una esponja, reteniendo nutrientes y agua, evitando así la lixiviación o lavado de nutrientes a las capas más profundas del suelo, inaccesibles por las raíces de la planta. La porosidad del biocarbón también sirve como micro-hábitat para los microorganismos del suelo, aumentando su número y diversidad, asegurando así una buena salud del suelo. Por otra parte, el biocarbón muestra una alta alcalinidad, lo que permite un aumento en el pH del suelo, por lo tanto, mejora la disponibilidad de nutrientes  para las plantas y reducen la toxicidad del aluminio y hierro, una problemática de los suelos tropicales ácidos.
Actualmente el CINCIA está experimentando el proceso de pirolisis con biomasa propia de la región como la cascara de castaña y restos de aserrío. El biocarbón producido será incorporado en las parcelas de investigación instaladas por CINCIA en la región, para registrar su efectividad en el proceso de recuperación de áreas degradas por minería aluvial.

Acudieron al evento demostrativo del funcionamiento del  pirolizador,  funcionarios y técnicos de diversas, autoridades de las universidades nacionales  Amazónica de Madre de Dios y San Antonio de Abad del Cusco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.